Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

¡Felices Fiestas! y ¡Venturoso 2023!

Desde su aparición los seres, humanos hemos logrado mantener la vida, existir y, en buena medida alcanzar la paz. La historia de la humanidad así lo registra. No existen dudas de que la humanidad ha avanzado desde el ‘homo sapiens’ hasta el ‘homo cosmos’ contemporáneo. Se han superado calamidades, desastres y conflagraciones. En el presente apenas salimos de la última pandemia, y se hacen esfuerzos globales para evitar que la nueva guerra se expanda a nivel mundial y se acuerde un armisticio.
Dos palabras, que han sido el norte de los seres humanos son nuestros deseos para [email protected] en estos días de tregua: Vida y Paz… Que la Divina Providencia los acompañe y les bendiga con ellas en el año venidero…
¡Muy felices fiestas, y un venturoso año 2023!, en unión a sus familiares y amigos.
María Mercedes y Vladimir Gessen

Creencias de Albert Einstein sobre Dios y la Religión

Einstein se declaró agnóstico, a la vez que rechazaba la etiqueta de ateo. Dijo que creía en el Dios "panteísta" de Baruch Spinoza, pero no en un dios personal, una creencia que criticó. Einstein distingue tres estilos que suelen entremezclarse en la práctica de la religión. El primero está motivado por el miedo y la mala comprensión de la causalidad y, por tanto, tiende a inventar seres sobrenaturales. El segundo es social y moral, motivado por el deseo de apoyo y amor. Ambos tienen un concepto antropomórfico de Dios. El tercero –que Einstein considera el más maduro–, está motivado por un profundo sentido de asombro y misterio.
El panteísmo es una creencia o concepción del mundo y una doctrina filosófica según la cual el Universo, la naturaleza y Dios son equivalentes. La ley natural, la existencia y el universo (la suma de todo lo que fue, es y será) se representa por medio del concepto teológico de "Dios". La palabra está compuesta del término griego πᾶν(pan), que significa todo, y θεός (theos), que significa Dios; Así se forma una frase que afirma: Todo es Dios y Dios es todo.

¿Quién escribió la Biblia porque Dios no fue?

La Biblia sea judía o cristiana, sea la Torá o el Viejo Testamento no fue escrita por Dios, tampoco el Nuevo Testamento fue escrito por Jesús de Nazareth, quien es considerado por los cristianos como el "hijo de Dios". Esta es la verdad, todos los libros sagrados han sido escrito por seres humanos que dicen haber sido inspirados por Dios. Los Cuatro Vedas, el Popol Vuh, Los Cuatro Libros Clásicos de Confucio, El Corán, El Tao Te King, Las Biblias, católica, judía, cristiana, el Zend-avesta, el Libro de los Muertos, el Bhagavad Gītā, el Libro del Mormón y otros tantos libros religiosos, todos -sin excepción- fueron escritos por personas, nunca por Dios. Sin embargo, judíos, cristianos y católicos han considerado y afirmado que la Biblia es la "Palabra de Dios".
Dios nunca ha manifestado por sí mismo que la Biblia es su palabra, quien si lo dijo fue un ser humano: Tomás de Aquino quien afirmó que "El autor de las Sagradas Escrituras es Dios".

¿La Conciencia sobrevive la muerte humana?

Recientes investigaciones científicas parecen demostrar que la conciencia de los seres humanos transciende la muerte. Es decir, no muere. Cuando la persona fallece, la conciencia se desprende del cuerpo y continua su existencia. Los avances en el campo de la neurociencia han logrado establecer que la conciencia de cada persona sobrevive después de expirar el cuerpo humano que lo habitaba. A través de la mecánica cuántica los científicos han comenzado a descifrar y describir lo que ocurre en el cerebro cuando se extingue y adonde va nuestra conciencia.
En los últimos años, los científicos Stuart Hameroff y Roger Penrose han encontrado una relación entre las partículas subatómicas y la conciencia de los seres humanos y plantean que existe una conexión entre los seres vivos y el Universo.
.

Pages